La Navidad es una época del año en la que toda la humanidad se envuelve en una mezcla de nostalgia, alegría, armonía, paz y tranquilidad. Es una época del año en la que se reúnen familiares y amigos sin importar la distancia, los antiguos conflictos, y se hermanan todos los corazones para celebrar el amor que nos rodea, como también el nacimiento de Jesús y todo lo que envuelve esa fecha tan importante.

En estas fechas tan señaladas vestimos nuestros hogares y casas con decoraciones hermosas, brillantes, con luces, árboles, figuras y todo los que nos parezca que pueda producir paz, luz y tranquilidad. Pero una de las maneras más hermosas para decorar nuestro hogar es invitar al ángel de la navidad para que con su presencia  llene de luz toda la casa y cada día que dure la festividad.

Antes de continuar también me gustaría que echaras un vistazo a estas páginas que te pueden interesar:

Figura Ángel de la Navidad

Figura Ángel de la Navidad

Figura Ángel de la Navidad resina

Figura Ángel de la Navidad resina

Figura Ángel de la Navidad-Invierno

Figura Ángel de la Navidad-Invierno

¿Quién es el Ángel de la Navidad?

El Arcángel que anunció la llegada de Jesús fue el arcángel Gabriel, pero no debemos confundir nunca este arcángel con el Ángel de la  Navidad.

El Ángel de la Navidad tiene otra misión muy especial también. Este ángel también es conocido como el Espíritu de la Navidad y es tradición desde hace muchísimos años de los países nórdicos, y lo es desde hace bastantes años prácticamente en todo el mundo.

Aunque no se sabe el origen exacto, se dice que este ángel fue el que acompañó al arcángel Gabriel en todo momento y se quedó ayudando para convertirse en la Estrella de Oriente y así  guiar a toda la humanidad hacia Jesús. El día de celebración de este maravilloso ángel es el 21 de diciembre. El mismo día que el solsticio de invierno.

Des de hace más de 2000 años, el 21 de diciembre se celebra la llegada de una esfera de luz en el cielo, haciendo partícipe de una anunciación importante en la Tierra. Esa esfera de luz, luz, cometa, estrella, es ni más ni menos que el Ángel de la Navidad. Cada 21 de diciembre de todos los años aparece el ángel de la Navidad para anunciarnos la llegada del amor a nuestros corazones (originando así una metáfora sobre la llegada de Jesús.La llegada del amor en la Tierra).

Cuando llega el ángel de la Navidad lo hace para quedarse en nuestro hogar y acompañarnos durante todas las festividades y en esos días brilla con luz la armonía en casa, la paz en nuestros corazones, la valentía y la alegría en nuestras actitudes y la tranquilidad en nuestras emociones.

Figura Ángel de la  Navidad- Pesebre Dorado

Figura Ángel de la Navidad- Pesebre Dorado

Figura Ángel de la Navidad Estrella-Pesebre

Figura Ángel de la Navidad Estrella-Pesebre

Figura Ángel de la Navidad-Nacimiento Jesús

Figura Ángel de la Navidad- Nacimiento Jesús

Cómo preparar nuestro hogar para la llegada del Ángel de la Navidad

En ese día tan especial siempre es adecuado realizar una serie de rutinas y hábitos para poder recibir de una forma más acertada al Ángel de la Navidad. Aunque también se realizan rituales e invocaciones más específicas que más adelante desarrollaré.

  1. Una de las sugerencias prácticas más acertadas son las limpiezas físicas y energéticas de nuestros hogares. Cuando tenemos invitados en casa solemos limpiar las estancias para que estén limpias y ordenadas, de esa forma los invitados son recibidos con mucha atención, cura y se sienten cómodos en la casa. De este mismo modo cuando recibimos al ángel de la navidad nuestro hogar debe encontrarse limpio, ordenado y pulcro.

Para limpiar físicamente es simplemente realizar los mismos pasos que hacéis cuando limpiais vuestro hogar: quitar el polvo, limpiar cristales y ventanas, barrer y fregar.

Para limpiar energéticamente podéis abrir un incienso y quemarlo por todas las habitaciones (para limpiar de energías densas y negativas va muy bien el palo santo, sándalo, salvia, copal). También se pueden hacer sahumerios en las estancias más principales.

Si tenéis algún Nivel de Reiki podéis poner símbolos de sanación Reiki en las paredes y habitaciones; como también una visualización con el arcángel  Miguel protegiendo la casa a través de su espada de luz, su esfera de llama azul o con la técnica del huevo dorado.

2.Otra rutina práctica de sentido común es limpiarnos a nosotros mismos a nivel energéticamente.  Hemos hablado de la importancia del hogar pero uno mismo debe ser una pauta básica y prácticamente obligada. Utiliza tus herramientas que usas normalmente para limpiar energéticamente; si no sabes ninguna o no te viene ninguna a la mente, te propongo una muy fácil:

  • En tu hora de aseo, duchate primero con sal gruesa. Utilizalo como si fuera jabón, pasa la sal con tu mano por todo el cuerpo y mentalmente pronuncias las siguientes palabras: Con esta sal limpio todo mi cuerpo de todas las energías densas que hayan podido quedar atrapadas en mí, las limpio y las dejo ir porque no forman parte de mi ser. Si así lo deseas, visualiza como esa sal va quitando impurezas y densidades y estas van resbalando hacia tus pies. Cuando creas que estás limpia, con agua caliente o tibia duchate de nuevo purificando y dejando de nuevo que toda densidad vaya bajando hacia tus pies y se vaya por el agujero de la ducha.

3.Otro consejo para preparar tu casa para la llegada del ángel de la Navidad es prepararle un rincón exclusivo para él en la casa. Puede ser en una mesa auxiliar, una estantería o un altar, pero debe ser solo para el Ángel de la Navidad.

En ese altar dispondremos:

  • Una figura de ángel que nos evoque a su presencia, como también una imagen o ilustración.
  • Caramelos o dulces, pan dulce, chocolate, golosinas.
  • Velas blancas
  • Incienso
  • Jarrón con agua y flores frescas
  • Objetos de poder
Figura Ángel de la Navidad- Estrella dorada

Figura Ángel de la Navidad- Estrella dorada

Figura Ángel de la Navidad- Joy to the world

Figura Ángel de la Navidad- Joy to the world

Figura Ángel de la Navidad- Blanco y con una cruz

Figura Ángel de la Navidad – Blanco y con una cruz

Ritual para invocar al Ángel de la Navidad

Ahora que ya has limpiado tu cuerpo a nivel energético como también el hogar y sus estancias ha llegado el momento de que sepas que debes hacer para recibir el Ángel de la Navidad el día 21 de diciembre.

Primero de todo debes tener ubicado y preparado el altar donde recibirás a este ser de luz. Como he comentado con anterioridad debe haber una figura o imagen que evoque su energía, como también los cuatro elementos y dulces y golosinas. En segundo lugar debes tomar tu tiempo para preparar una serie de materiales a tener en cuenta para realizar el ritual.

Material que vas a necesitar:

  • 3 velas doradas
  • Papel de color amarillo
  • Bolígrafo dorado
  • Dos recipientes o cuencos
  • Puñado de arroz
  • Agua
  • Dulces (para más tarde obsequiar a gente necesitada)
  • Tres varillas de incienso

Pasos a seguir:

  1. Crea el espacio sagrado a tu gusto tal y como he especificado en los anteriores puntos.
  2. En ese espacio sagrado dispón los dos cuencos o recipientes, uno con el puñado de arroz y el otro cuenco lleno de agua. 
  3. Abre una vela dorada y colócala al centro o donde más te resuene.
  4. Prende una varilla de incienso
  5. Dispón otro cuenco lleno de dulces y golosinas
  6. Cuando esté totalmente preparado los siguientes pasos, cierras los ojos, realizas tres respiraciones profundas hasta que notes que estás en calma y repites la siguiente oración/invocación: Bienvenido seas hoy y siempre dulce Ángel de la Navidad, llena con tu luz celestial cada rincón de este hogar. Bienvenido a esta morada portador de buenas nuevas, ilumina y guía a cada ser que en esta casa habita.Bienvenido seas hoy y siempre dulce Ángel de la Navidad. Gracias por traernos miles de bendiciones llenas de luz, amor y prosperidad.
  7.  Coges el papel de color amarillo y con el bolígrafo dorado escribes tres peticiones o deseos en este mismo orden: 1 deseo para el planeta y la Humanidad, 1 deseo para tu entorno (familia y amigos) y un deseo personal.
  8. Una vez hayas escrito los tres deseos, doblas la hoja y la dispones debajo del cuenco que contiene el puñado de arroz. Mientras realizas esta acción repite las siguientes palabras: Amado Ángel de la Navidad portador de bendiciones te pido a ti que todo lo solicitado y que vaya de acuerdo al orden divino sea realizado.Gracias te doy porque seguro estoy que todo ya ha sido concedido.Que así sea, así es y así será.
  9. Dejas que la vela dorada se consuma sola.
  10. El día 22 de diciembre (el día siguiente) enciendes otra vela dorada y otra varilla de incienso, y en esta ocasión cierras los ojos y visualizas los tres deseos que pediste. Meditas sobre ellos, te fundes con ellos. En esta ocasión también deja que tanto el incienso como la vela dorada se consumen hasta agotarse.
  11. El día 23 de diciembre se encenderá la tercera y última vela dorada y la última varilla de incienso. En este tercer día coges el papel de las peticiones de debajo el cuenco y con la vela encendida del mismo día vas quemando poco a poco el papel.En el mismo tiempo que estás quemando la hoja de peticiones visualizas que estas peticiones se elevan como el humo y van ascendiendo hacia el cielo y de allí hacia el universo, y del universo a la fuente, donde allí todo es posible.
  12. Agradece enormemente que las tres peticiones serán concedidas, y siéntete merecedor/a de ellos. Deja fluir y mantén tu fe.
  13. Por último coge el cuenco con dulces y golosinas, como otros objetos que tengas en casa y no necesites y entregárselo a entidades o personas que ayudan a los más necesitados. (Es opcional, pero si se realiza será aún mejor).

Oración al Ángel de la Navidad

Bienvenido seas hoy y siempre dulce Ángel de la Navidad, llena con tu luz celestial cada rincón de este hogar. Bienvenido a esta morada portador de buenas nuevas, ilumina y guía a cada ser que en esta casa habita. Bienvenido seas hoy y siempre dulce Ángel de la Navidad. Gracias por traernos miles de bendiciones llenas de luz, amor y prosperidad.

Yo soy Espíritu de la Navidad, a ti que llegas a cada uno de nosotros desde la más pura y radiantes energía del universo en unión al Padre Madre Creador te pedimos y deseamos tus dones Espíritu de la navidad que son: Paz, Amor divino, Felicidad, Abundancia plena ,constancia, perdón y compasión para poder mantener estos dones que tu ya nos has dado.

Gracias Padre y Espíritu de la NAVIDAD por entrar en mi vida y en mi hogar.

Amen

A ti, Dios Padre Omnipotente, te pedimos que bendigas nuestra entrada y permanencia en esta casa y te dignes santificarla así como quisiste bendecir la casa de Abraham y de Jacob, e hiciste habitar entre sus paredes a tus santos ángeles. Asimismo, haz que guarden bien y defiendan a los habitantes de esta casa de toda energía negativa. Amado Diis, trae esta casa la abundancia de virtud celeste y la multitud de dichas de esta tierra. Gracias, gracias, gracias.

Espero que ahora conozcas un poco más sobre el ángel de la navidad. ¿Que te ha parecido? Cuéntanos tu opinión acerca del ángel de la navidad en los comentarios o si te gustaría que profundizara más en algún tema que consideres importante. 🙂

Y no te olvides de seguirme en Instagram @lacasadelsangels

Pin It on Pinterest

Share This

Compartelo

Comparte este post con tus amigos!